Información de la Afasia

¿Qué es la Afasia?

Es un trastorno del lenguaje que ocurre tras un daño cerebral, generalmente tras un ictus. Puede afectar a diferentes aspectos del lenguaje: comprensión, expresión, denominación, repetición, lectura, escritura, tonalidad, etc. Una grave afectación del lenguaje puede llevar al aislamiento del paciente.

Más frecuentemente ocurre por lesión en el hemisferio izquierdo del cerebro, y puede ir acompañado de una hemiparesia derecha, es decir una pérdida de fuerza en la mitad derecha del cuerpo. Lo cual incapacita doblemente al paciente que suele ser diestro.A pesar de la gran discapacidad que supone la hemiparesia, muchos pacientes afásicos se sienten más afectados por su dificultad comunicativa que por su déficit motor.

Es por eso que hemos creado una plataforma Web como ésta, en la que pacientes y familiares puedan encontrar respuesta a sus preguntas, así como una opción de tratamiento intensivo, confortable, especializado y económico que no sólo ayuda a recuperar, si no también a entender, aceptar e interiorizar el trastorno. No sólo el paciente cambia, también su entorno ha de entender lo que ha ocurrido para no crearse ideas falsas al respecto.

¡Pruebe nuestro método 2 semanas y se convencerá!


¿Cómo puedo ayudar a mi familiar/amigo con Afasia?

Hemos de comprender que el paciente afásico tiene algunas deficiencias del lenguaje de las que es más o menos consciente, pero ello no implica tener problemas de audición ni no desear comunicarse, aunque a veces pueda parecerlo. Algunos trucos útiles:

  • Ayudarle a entrar en las conversaciones llamando su atención. Debido a su dificultad, algunos pacientes tienden a abstraerse y es fácil malinterpretar esta actitud como pasotismo.
  • No hablarle muy deprisa.
  • No emplear frases con doble sentido si no estamos seguros de que puede entenderlas.
  • Mirarle a la cara. Hay que tener en cuenta que hay pacientes con daño cerebral que pierden la visión de la mitad de su campo visual, hemos de colocarnos donde pueda vernos.
  • No hablarle desde otra habitación, será mucho mejor acercarse a él/ella.
  • No hablarle varias personas a la vez, respetar los turnos de palabra.
  • Evitar ambientes ruidosos y distractores como la televisión. Un paciente con daño cerebral tiene mayor dificultad para concentrarse cuando hay demasiados estímulos a su alrededor.
  • Evitar hablarle en tono muy alto como si el problema fuese de audición.
  • Evitar hablarle como a un niño pequeño. Aunque no entienda algunas expresiones o no sea capaz de construirlas, sigue pensando como un adulto, y se podría ofender o frustrar.
  • Una comparación apropiada podría ser como cuando conocemos a un extranjero que sabe poco español. No le hablaremos gritando, ni como a un niño pequeño, pero sí que le hablaremos más despacio, con frases sencillas, dándole su tiempo, no hablando todos a la vez, y mirándole a la cara, además de evitar ambientes ruidosos que dificulten la comunicación.
  • Participar y colaborar en su tratamiento. En este sentido, la opción de tratamiento RepiteConmigo es muy adecuada. El familiar puede estar presente durante la sesión semanal con el espcialista por videoconferencia y preguntar todas las dudas que precise para poder ayudar más certeramente a su familiar.

¡Pida una valoración del especialista para su familiar/amigo!


Enlaces de interés